domingo, 21 de octubre de 2012

Navidad en Sicilia


Cuando pensamos en la Navidad en Sicilia, no imaginamos escenarios nevados y senderos para recorrer cubiertos de abrigos. Sin embargo, hay esto y mucho más.
Se puede elegir entre pasar las Navidades en un ambiente clásico sobre el Etna nevado u optar por el mar invernal y la relajante quietud de la playa: un ambiente extremadamente sugestivo. Dejando de lado las preferencias, las fiestas navideñas en Sicilia son ricas en tradiciones, eventos religiosos y platos típicos. La festividad comienza con la celebración “de la Immacolata”, el 8 de diciembre.

Navidad en Sicilia
Cada pequeño pueblo se viste de luces y adornos preparándose para poner en escena el nacimiento de Cristo. El arte del pesebre está presente en toda la isla y se percibe con múltiples variantes que se encuentran en el territorio: tradicional es el pesebre viviente de Forza D’Agrò por las callejuelas del pueblo medieval, pero también el de Caltagirone y el de Palazzolo Acreide. Los pesebres tradicionales son muy pintorescos, sobre todo cuando mágicamente toman vida gracias a los dispositivos mecánicos ingeniosamente realizados.

Los mercados de Navidad (i mercatini)
Los mercadillos ocupan las calles de pueblos y ciudades. La mercadería expuesta es variada: desde las baratijas símbolos de la festividad hasta libros, pasando por adornos, juguetes y vestimenta. Es una solución bella y económica para los que desean comprar regales.

La protagonista central es la familia
La Navidad es la festividad que reúne a la familia. Sobre la mesa, todas las delicias: el típico panettone, dulces tradicionales y el buccellato siciliano en sus diversas formas, acompañado de turrón de tantos gustos y colores.
Entre los destellos de luces y adornos, el calor familiar se siente en el hogar, en las calles, entre la gente. Sicilia es así, hecha para encantar… en verano y en invierno.

Fotografía: sorsiesapori.xoom.it


No hay comentarios:

Publicar un comentario